En la mayoría de películas y programas de televisión, las escenas que son de naturaleza sexual a menudo muestran a personas jóvenes y de piel suave “se llevan bien”. Pero la edad no es una razón para dejar que tu vida sexual se desmorone.

La intimidad con tu pareja es una parte esencial de cualquier relación ya sea que tengas entre 20 y 50 años. Además de impulsar tu relación personal con tu pareja, el sexo también promueve una mejor salud, es una necesidad sin importar tu edad.

Salud Sexual

A continuación hay algunos consejos que pueden ayudarte a envejecer con gracia y sexualmente:

1. Acepta los cambios en tu cuerpo y esfuérzate por mejorar.

No te desveles por la piel flácida de tus antebrazos o tu vientre protuberante. En cambio, acepta estos cambios pero pon de tu parte para minimizarlos. Mantén una rutina de cuidado de la piel específica para cada edad, un régimen de ejercicios o ejercicio, una dieta saludable y un estilo de moda.

La confianza es un gran potenciador sexual y verte bien y saludable formas parte de ello. Sin embargo, acepta que tal vez no puedas usar los pantalones vaqueros que llevabas cuando tenías 20 años o que tengas los abdominales que tenías en tus días universitarios. Solo esfuérzate por ser saludable y sentirte bien en tu propia piel.

2. Toma nota y comunica tus necesidades sexuales cambiantes y las de tu pareja.

A los 20 años, es posible que te sientas listo y corres en el instante en que tu pareja entra por la puerta. Sin embargo, la edad sí afecta tus respuestas sexuales y la de tu pareja. La edad puede hacer que tu cuerpo requiera más estimulación para sentirse excitado.

Del mismo modo, tu pareja, siempre que él o ella sea del mismo rango de edad, puede sentir las mismas necesidades de una estimulación más prolongada para ponerse de buen humor. Saber qué clics son los de tu cuerpo y tu pareja es esencial para comunicarse sus necesidades sexuales entre sí.

3. Expande tu definición de relaciones sexuales.

El coito real puede ser muy agotador, especialmente si tiene articulaciones doloridas. Comprenda que las relaciones sexuales son solo una de las formas en que puedes lograr la intimidad sexual con su pareja, no es la única forma. A menudo, los besos apasionados, los caricias, los masajes y otras formas de contacto sexual pueden ser suficientes para ambos.

4. Cambie la rutina.

Si usted y su pareja han tenido relaciones sexuales después de un largo día de trabajo en los últimos 10 años de su relación, es posible que desee considerar el sexo matutino como una alternativa. Un simple cambio en la rutina puede acelerar tu vida sexual y comenzar a hacer las cosas emocionantes de nuevo. Alternativamente, en lugar de saltar al saco al instante, intente preparar el ambiente con una cena romántica y un poco de baile.

5. Consulte a su médico.

En ocasiones, los cambios que sufre su cuerpo pueden ser demasiado graves como para afectar su rendimiento sexual. Las cirugías, enfermedades crónicas y medicamentos pueden afectar la forma en que tu cuerpo responde a la estimulación sexual. Hable con su médico sobre los posibles efectos secundarios de los medicamentos que está tomando en su impulso y respuesta sexual.

Del mismo modo, es bueno revisar sobre las enfermedades crónicas como la presión arterial alta, problemas cardíacos y sus efectos en tu vida sexual y también es bueno para garantizar la seguridad de tu salud. Alternativamente, puede pedirle a su médico una receta de medicamentos que pueden ayudar a aumentar su vigor sexual y aumentar su libido.

Te invitamos a seguir leyendo el siguiente artículo….

Pin It on Pinterest

Share This