Si bien existe una variada información acerca del lenguaje corporal, donde se explica lo que significa los gestos y movimientos que hacemos constantemente, no existe mucha información acerca del lenguaje corporal para seducir.

El modo en el que gesticulas y te mueves puede ayudarte a seducir a una mujer o; muy por el contrario, puede anular por completo la posibilidad de que la conquistes, por esta razón, en esta oportunidad vamos a analizar aquellos gestos y movimientos que debes evitar y aquellos que te pueden ayudar a la hora de la seducción.

Cómo usar el lenguaje corporal para seducir 

Lo que debes evitar:

  1. La seriedad

Una persona no sonríe cuando está enfadada o preocupada. Un buen consejo que puedo darte es que mantengas tu sonrisa siempre que puedas, aunque no estés hablando con nadie.

  1. Posturas cerradas

Los brazos y las piernas cruzados son un símbolo de falta de confianza que indican que una persona se encuentra a la defensiva.

  1. Tocar a una chica apenas tienes la posibilidad

Esta actitud te mostrara cómo una persona necesitada de sexo. Cuando llegue el momento podrás hacerlo y disfrutarlo, pero apenas conoces a una mujer lo ideal es esperar un poco para iniciar el contacto físico.

  1. Observar demasiado antes de tomar acción

Permanecer mirando por largo rato antes de entrar en acción no es una buena estrategia. En el arte de la seducción existe una estrategia que se conoce como “regla de los 3 segundos”, y lo que dice esta regla es que si tardas más de tres segundos en entrar algún lugar, esto puede interpretarse como duda e inseguridad.

Estrategias que te ayudarán

  1. Utiliza el límite temporal

El límite temporal es una excelente estrategia para tener éxito en el manejo del lenguaje corporal. Mediante esta estrategia, lo que debes hacer es hacer entender mediante gestos y palabras que si bien ingresas a un grupo, tienes prisa y te quedarás poco tiempo, por lo que puedes hacer un breve comentario o pregunta para seguir con tus cosas.

Ejemplo ” Tengo algo de prisa ya que tengo que regresar con mis amigos, sin embargo no puedo evitar hacerte una pregunta”…

  1. Sentirse cómodo

Una vez que ingreses en un grupo donde se encuentra la chica que quieres seducir, busca un punto de apoyo y acomódate. Recuerda no cruzarte de brazos y piernas.

Lo ideal podría ser apoyar una pierna en la pared y los codos sobre una mesa o una barra. Esta postura aumenta tu valor social en la mente de los demás, no sólo dentro del grupo en el que te encuentras, sino que cumple el mismo efecto con todas las personas que se encuentran en el lugar.

Piensa que lo único que saben esas personas de ti es lo que se ve de afuera, por lo que si te pones cómodo, parecerá que se conocen de hace tiempo y podrás tomar la posición del líder, es decir que te conviertes en el macho alfa de la manada y esto es irresistible para cualquier mujer.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This